El voto electrónico en Brasil

Hace tres semanas, el 80% de los casi 142 millones de votantes de Brasil votó presidente y otros cargos públicos, fortaleciendo su sistema de voto electrónico, al lograr cumplir una nueva jornada electoral donde el esquema político y la ciudadanía se sirvieron del uso de la tecnología.

El voto electrónico en Brasil

¿Qué es el voto electrónico?

"Voto electrónico" comprende varios tipos de votación, que abarca tanto modos electrónicos de emitir votos  como medios electrónicos de contar los votos. Las tecnologías para el voto electrónico pueden incluir tarjetas perforadas, sistemas de votación mediante escáneres ópticos y quioscos de votación especializados (incluso sistemas de votación autocontenidos sistemas de votación de Registro o Grabación Electrónica Directa, DRE por sus siglas en inglés). También puede referirse a la transmisión de papeletas y votos por vía telefónica, redes de computación privadas o por la Internet.

Las tecnologías del voto electrónico pueden acelerar el conteo de los votos y proveer una mejor accesibilidad para los votantes con algún tipo de discapacidad. Sin embargo, ha sido calificado como anticonstitucional en algunos países por no permitir la fiscalización del proceso por personas sin conocimientos altamente especializados.

El voto electrónico en el mundo

  • Países en donde se está estudiando  o su implementación es parcial: España, Francia, Noruega, Rusia, Suiza, Argentina, Canadá, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Paraguay, Perú, Emiratos Árabes Unidos, Japón, Kazajistán y Australia.
  • Países en donde está prohibido o paralizado: Alemania, Finlandia, Holanda, Irlanda y Reino Unido.
  • Países en donde está implantado: Bélgica, Estonia, Brasil, E.E.U.U., Venezuela, Filipinas e India.

El caso de Brasil

En 1995, se aprobó la Ley Electoral que marca las directrices del voto electrónico, iniciándose en 1996 la implantación del sistema de voto electrónico basado en urnas electrónicas. En las elecciones locales del año 2000 el sistema de voto electrónico abarcó desde la identificación de los electores hasta la publicación del resultado final. En 2002, el 100% de los votos presenciales fueran emitidos electrónicamente. En 2008, en las elecciones municipales de tres ciudades se utilizó la identificación biométrica de los electores mediante el registro de la huellas dactilares. En las elecciones generales de 2010 aproximadamente cuatro millones de electores usaron urnas biométricas. La identificación biométrica ha ido generalizándose en las siguientes elecciones. En las elecciones presidenciales de octubre de 2014 más de 20 millones de ciudadanos utilizaron la urna biométrica.

Brasil cuenta con una plataforma comicial regentada por el Ejecutivo (fabricación de máquinas de votación y administración del sistema de escrutinio y totalización), desde 1996 esta nación viene trabajando su sistema, y hoy por hoy cuenta con una votación 100% automatizada –a excepción de la identificación biométrica que se aplica solo en 16,4% del padrón, 23,3 millones de electores.

Ataque de hackers para probar el sistema

En 2009 el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil ha desafiado a todos los ciudadanos a violar los códigos de seguridad del 'software' que regula las urnas electrónicas. Durante cuatro días, 38 especialistas en Informática e Ingeniería de redes intentaron violar sin éxito los códigos de seguridad del 'software' que regula las urnas electrónicas. Entre los participantes había de todo, desde los que provienen de entidades públicas, hasta algunas empresas privadas y organizaciones internacionales. Además, los tres participantes que aportaron las mejores ideas para perfeccionar el sistema recibieron premios de hasta 5.000 reales.

Record

En la primera vuelta electoral de hace 3 semanas, en menos de tres horas, fueron escrutados 135 millones de votos gracias al sistema electrónico. Los resultados oficiales fueron publicados a tal velocidad que los sondeos de boca de urna realizados por las consultoras apenas tuvieron tiempo de ser difundidos. Si bien algunas fallas aisladas en las urnas obligaron a que se demoraran los cierres de los colegios electorales en Río de Janeiro y Brasilia, así como también actos de vandalismo en los centros de votación, en general el sistema electrónico mostró su efectividad.

En esta elección se probó también el sistema biométrico, que supone la identificación del elector con su huella dactilar. Ha sido utilizado en 764 municipios brasileños en los cuales estaban llamados a votar 21 millones de ciudadanos, un 16% del electorado del país.

Para la segunda vuelta, Brasil aplicó un plan de fortalecimiento del sistema biométrico, en aras de mejorar el nivel de efectividad de la tecnología de validación de la identidad de los electores, mediante la captación de la huella dactilar. La previsión del Tribunal Superior Electoral es pasar del 91,5%  de efectividad alcanzado por las urnas biométricas en la primera vuelta, a poco más de 95% en el balotaje. Fueron reparados más de mil equipos y afianzado el plan de capacitación para mermar los retrasos que afectaron a unos cuatro estados de los 27 que integran la nación.

Este domingo, Brasil usará 530 mil máquinas de voto electrónico. Además los ciudadanos pueden descargar una aplicación para teléfonos o tablets del TSE para conocer las incidencias del proceso, pero además para recibir en tiempo real los resultados. La automatización ha sido una aliada para esta nación, y el balotaje será una nueva oportunidad para confirmar la valía de la tecnología.

Video: 

Sobre el autor

Analista de tendencias tecnológicas. Columnista en radio, TV y medios gráficos. Economista encubierto. Especialista en ecommerce. Liberal.