Dyson invierte 5 millones de dólares para llevar los robots al hogar

Dyson invierte 5 millones de dólares para llevar los robots al hogar

Dyson, una empresa británica dedicada a la ingeniería que es mejor conocida por sus aspiradoras, ya desde el 2001 está haciendo intentos serios de entrar de lleno en el rubro de los robots hogareños, siendo que ya por aquella época tenían sus primeros prototipos de robot aspiradora listos para llegar al mercado, pero que nunca se materializaron por ser demasiado grandes y pesados. Luego de cancelar aquél proyecto, en Dyson estuvieron aletargados por bastante tiempo mientras empresas como iRobot y LG saturan el mercado de auténticos robots aspiradora de moderado éxito, por lo que la casa del Reino Unido está en busca de ponerse a la par de sus competidores, y para ello han decidido realizar una nada despreciable inversión

En Dyson han decidido que abrirán un nuevo laboratorio de investigación en robótica. La idea original no es otra que crear sistemas de inteligencia artificial para robots que les hagan capaces de entender el mundo de un modo mucho más complejo, de modo similar a como hacemos los humanos, y que en función de esa comprensión puedan tomar decisiones inteligentes. Para llegar a tal meta, Dyson ha desembolsado 5 millones de dólares y ha puesto a Andrew Davison al frente del nuevo laboratorio que contará con 15 investigadores.

La meta no es sencillamente crear aspiradoras que vayan un paso más allá de la competencia, sino que una vez alcanzado el éxito logrado por casas como iRobot y LG, dar el siguiente pasó para conseguir el verdadero robot del hogar. James Dyson, fundador de la empresa, declara que para su generación el 2014 era un año en el que estaban seguros el mundo estaría lleno de robots.

James Dyson

En el año 1978, James Dyson se dió cuenta que el filtro de aire de la sala de pintura del Ballbarrow se obstruía continuamente con las partículas de polvo (igual que la bolsa de una aspiradora). Entonces diseñó y construyó una torre industrial de ciclones que eliminó las partículas de polvo utilizando fuerzas centrífugas más de 100.000 veces mayores que la fuerza de la gravedad. ¿El mismo principio funcionaría en una aspiradora?

La respuesta del público dió a James la confianza de explorar sus demás ideas e inventos. Con su creciente equipo de ingenieros y científicos necesitaba más espacio. Así que James construyó nuevos laboratorios de investigación y desarrollo en su sede en los Cotswolds, luego los volvió a ampliar. Más ideas, más innovación.

Más de 1000 ingenieros y científicos en el Reino Unido, Singapur y Malasia se dedican a la innovación y mejora de las máquinas de Dyson. Vienen de una amplia variedad de campos: La ingeniería eléctrica, la dinámica de fluidos, el desarrollo de prototipos; la electrónica; el diseño; las pruebas; los sistemas de separación; la robótica; el software; los materiales; los motores; la aerodinámica; la microbiología; la ingeniería mecánica; la acústica; la conformidad; el hardware; la maquinaria turbo. Y otros.

Cada miembro del departamento de I+D es un experto en su campo. Trabajando en conjunto, aseguran que las máquinas de Dyson funcionan mejor que las demás y que son robustas.

Sobre el autor

Analista de tendencias tecnológicas. Columnista en radio, TV y medios gráficos. Economista encubierto. Especialista en ecommerce. Liberal.